Antes que nada… ¿Qué sucede en Corrientes? Actualmente Corrientes cuenta con más del 10% de superficie (más de 785 mil hectáreas) arrasada por el fuego y al menos 10 focos activos.

Según el Ministerio Público de Corrientes la Justicia investiga más de 75 denuncias por incendios intencionales, y el cambio climático ocasionado por nosotros mismos, tampoco ayuda.

Una pérdida catastrófica para la fauna, la flora y los habitantes que aún no se puede calcular. Las precipitaciones de hace algunos días no alcanzaron para terminar con las llamas.

La contención llega en forma de herramientas que brinda el Estado, donaciones, insumos de sectores privados, países vecinos y santis maratea que buscan atender la urgencia, y los políticos y productores que empiezan a pensar en el después.

Santi Maratea Gate

¿Santis Marateas? Sí, una forma de decir. Él es influencer con más de 3.2 millones de seguidores en Instagram que realizó grandes colectas. En esta ocasión juntó más de 100 millones de pesos ¡EN MENOS DE UN DÍA! para ayudar a Corrientes.

Un pibe y su celular, simplemente increíble. Incuestionable la cantidad de personas que donaron y lo que se logró con ese dinero. Nadie puede negar la solidaridad de los aportantes ante la urgencia.

Todo acto es político, todo Santi Maratea es político, pero él no hace específicamente política. ¿Y los políticos que hicieron por Corrientes? ¿Dónde están los aviones hidrantes? ¿Y los tweets?

¿Cuál es la diferencia entre el uso que le da un influencer a las redes sociales y un político?

La mayoría de los políticos/as usan las redes sociales simplemente para comunicar, para mostrar su agenda. Sin comprender que tiene un poder mucho mayor. Incluso aquellos que se muestran innovadores o activos hacen un uso «marketinero» de estas apps.

Por ejemplo, el hilo de Twitter de la Casa Rosada mencionado los recursos que brindaron:

En este punto, están subutilizadas para una comunicación unidireccional, como hacen los medios tradicionales. En muy pocos casos le responden a la audiencia y no las utilizan para que los ciudadanos participen activamente en la toma de decisiones de acuerdo a su función.

Mientras que el/la influencer interactúa, se construye y toma decisiones en base a sus seguidores. Un día antes, Maratea posteó:

Más y mejor gestión política digital

¿Cuántas veces vimos a un líder mundial gestionar a través de las redes sociales?

¿Cuántas veces vimos a un funcionario/a definir cómo se ejecuta un presupuesto público de acuerdo a la participación de los usuarios en las redes?

¿Cuántas veces vimos a un político/a darle uso a las nuevas tecnologías más allá de la básica comunicación?

👉 En las mismas 24 horas, mientras un político larga una efeméride en sus redes, un influencer te junta más 100 palos.

En esto subyace la confianza que la sociedad le tiene al influencer, y pone en evidencia lo cascoteada que está la falta de confianza en las estructuras tradicionales.

En conclusión, es fundamental que los políticos/as piensen en las redes sociales como herramientas políticas digitales para plantear objetivos, y ver los resultados y la repercusión en la sociedad.

Nicolás Pstyga

Nicolás Pstyga

Especialista en gobiernos inteligentes con más de 10 años de experiencia. Consultor en política ciudadana y campañas electorales.

Dejanos tu comentario